EL CESTO DE LOS TESOROS: PARA LOS NIÑOS QUE GATEAN

cesto de los tesoros

¿EN QUÉ CONSISTE EL CESTO DE LOS TESOROS? 

El cesto de los tesoros es un juego enfocado para los niños de 6  a 12 meses, aunque se puede empezar cuándo el niño/a empieza a mantenerse sentada. Consiste básicamente en un conjunto de diferentes objetos de uso común. 

Objetos, que pueden resultar de un gran interés para los niños que ofrecen además una gran variedad de estímulos para poder mejorar la manipulación y la exploración. Además de estimular los diferentes sentidos. 

Hay que tener en cuenta, que cada niño o niña juega solo con el objeto del cesto, sin ningún tipo de intervención directa por parte del adulto. Pero, el papel del adulto, será proporcionar a estos la seguridad y confianza con su presencia. 

Con este juego, cada niño puede manifestar sus propias preferencias por objetos en concreto y diferentes comportamientos con otros objetos. 

Los objetos se deben de elegir según la calidad, y el cesto debe de ser un material sólido, plano y estable. Ya que el niño o la niña, se deberá de poder apoyar de tal forma, que no se le tumbe el cesto y provoque una caída. 


 

MATERIALES QUE DEBERÍA DE CONTENER 

Si la actividad la presentamos en grupo, se podrá rellenar entre unos 60 o 80 objetos diferentes, y deberemos de presentarlo de un modo atractivo y que estos objetos estén limpios.

Los materiales que vayamos a utilizar, contra más texturas, formas y colores diferentes, mucho mejor. 

Se recomienda que el cesto contenga estos materiales:

  • Naturales: como castañas, esponjas naturales, plumas, piedras, limones, manzanas, etc.
  • Materiales naturales: ovillo de lana, cepillo de dientes, etc.
  • Cartón: papel vegetal, rollo de papel higiénico, papel de aluminio, postales, etc.
  • Ropa, goma, piel: trozos de tubos de goma, muñeca de trapo, brazaletes de piel, manojo de cintas de colores, tomillo, romero, etc.
  • Madera: cajas pequeñas, flauta de bambú, percheros, cuchara, bobinas, sonajeros, etc.
  • Metal: moldes de pastelería, timbre de bicicleta, copa para el huevo, triángulo musical, llaves, pitos, etc.

Una vez que los niños se hagan un poco más grandes, podremos pasar a realizar el juego heurístico, ya apto para niños de 12  a 24 meses. 

 

 


  

Artículos recomendados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies