LAS ADAPTACIONES CURRICULARES PARA ALUMNOS CON TDAH

adaptaciones curriculares para alumnos TDAH

Cuándo detectamos un caso de un alumno o alumna que tiene TDAH, automáticamente todo su entorno tanto las familias como la escuela debe de realizar una serie de adaptaciones. Hoy os vengo a hablar de toda y cada una de las adaptaciones curriculares para alumnos TDAH que deberemos de adaptar en las aulas. 

Para poder especificar este tipo de adaptaciones vamos a hablar de dos tipos: las significativas y las no significativas. Las adaptaciones curriculares significativas, son las que nos van a suponer la priorización, modificación o eliminación de una serie de contenidos, y adaptar los criterios de evaluación. Estos se van a realizar desde la programación y será e resultado de una evaluación psicopedagógica que afectan al currículo, como puede ser a los objetivos, contenidos o los criterios de evaluación. 

Para poder ponerlo en práctica voy a demostrar con una serie de ejemplos de adaptación curricular para niños y niñas con TDAH. 
  • Realizar preguntar de un modo habitual sobre cómo se siente en las diferentes materias. 
  • Cuando estemos ante un material denso y largo, realizar una serie de fragmentación para él o ella. 
  • Hacerle siempre participe en la clase como por ejemplo, que salga a menudo a la pizarra. 
  • En la asignación de los deberes y las tareas que sean en un formato bastante simple y claro. 
  • Realizar periódicamente entrevistas individual con él o ella, de seguimiento y también de motivación. 

 

Y las adaptaciones curriculares no significativas, son las que modifican elementos no básicos del currículo, pero que van a poder mejorar el rendimiento  en nuestros alumnos o alumnas con TDAH.   Básicamente interfieren en la metodología, organización y en el ambiente del propio aula. 

Para poder verlo con más claridad estas adaptaciones voy a mencionar una serie de ejemplos a continuación:
  • Reducir o intentar fragmentar las actividades que se vayan a realizar en el aula.
  • Cambiar la ubicación en el aula con el objetivo de eliminar toda las distracciones posibles.
  • Ofrecer siempre información visual y no visual, para poder verificar la comprensión de la asignatura. 
  • Realizar instrucciones que no tengan más de dos órdenes
  • Permitir el uso de material de apoyo en los exámenes, para así evitar las frustraciones y el bloqueo. 

 

 

Artículos recomendados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies